Las asambleas de las cajas que componen Banca Cívica aprueban la integración en Caixabank

Los máximos órganos de las cajas que componen Banca Cívica han dado esta tarde el visto bueno a su integración en Caixabank. La operación ha sido ratificada por el Consejo General de Caja Navarra y las asambleas generales de CajaCanarias, Caja de Burgos y Cajasol. Para Antonio Pulido, copresidente de Banca Cívica, este apoyo “en todos los territorios” es un “aval de las cajas a la operación, que supone la reafirmación de que estamos ante el mejor escenario posible para nuestras entidades y su obra social”. Por su parte, el también copresidente de Banca Cívica Enrique Goñi manifestó que se trata de una “buena muestra de la idoneidad de la operación corporativa con CaixaBank, que ha sido entendida como positiva por la mayoría”.

Caixabank y Banca Cívica acordaron el pasado 26 de marzo la suscripción de un acuerdo de integración de Banca Cívica en Caixabank, por el que convertirán a esta última en la primera entidad financiera del mercado español. La operación se formalizará tras las aprobaciones de todas las entidades implicadas y de los órganos reguladores, y está previsto que finalice en el tercer trimestre de este año.

La fusión se materializará mediante una oferta a los accionistas de Banca Cívica de un canje de 5 acciones de CaixaBank por cada 8 acciones de Banca Cívica, cuya aprobación se someterá dentro de unas semanas a la aprobación de la Junta General de Accionistas Extraordinaria de Banca Cívica.

El primer banco del mercado español

Esta operación conformará la entidad líder del mercado español, con unos activos de 342.000 millones de euros, una capitalización bursátil superior a los 16.000 millones de euros, más de 14 millones de clientes y una cuota de mercado media en España en activos del 10,5%, del 15% en productos minoristas clave y del 16,2% por oficinas. Caixabank alcanzará los 231.000 millones en créditos a la clientela (13,4% de cuota) y 179.000 millones en depósitos (cuota del 14,0%).

Por regiones, se convierte en líder en cinco comunidades (Cataluña, Andalucía, Navarra, Baleares y Canarias) y segunda entidad en otras cinco (Madrid, Castilla y León, Castilla La Mancha, Comunidad Valenciana y País Vasco). Caixabank y Banca Cívica tienen una importante complementariedad de redes, especialmente en Canarias, Navarra, Burgos, Sevilla, Huelva, Cádiz, y Guadalajara, donde se reforzará la posición de la entidad resultante en zonas industriales clave y de fuerte desarrollo económico.

La operación supondrá unas sinergias de costes de 540 millones de euros anuales en 2014 y situará la eficiencia de la entidad resultante en el 49%. La morosidad quedará muy por debajo de la media del sector, en el 5,5%, y quedará cubierta en el 82%.

Con una liquidez total de 24.000 millones de euros, la entidad mantiene un cómodo calendario de vencimientos en los próximos años. En cuanto a la solvencia, su amplia base de capital (10,4% de Core Capital) le permite absorber sin problemas las nuevas exigencias.

Publicidad

Loterías y Apuestas

Publicidad

Nuestras recomendaciones